Ruidos.org: la lucha contra el ruido
Índice de noticias sobre el ruido
Noticias de este mesNoticias del último mes

Madrid, 27/5/2001

España es el segundo país más ruidoso, tras Japón

9 millones de afectados por niveles inaceptables de ruido

Lola Santaella - Madrid
Nueve millones de personas soportan niveles inaceptables de ruido en España, el segundo país más ruidoso del mundo después de Japón, y donde muchas ciudades sufren una saturación acústica que supera el límite de tolerancia, establecido por la OMS en 65 decibelios.

Hace 25 años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el ruido como "todo sonido desagradable, susceptible de tener efectos nocivos para el hombre", y desde entonces, este fenómeno se ha convertido en causa de preocupación entre los ciudadanos ya que incide en el nivel de calidad de vida y puede provocar efectos nocivos.

Un estudio de Ciudadano, la revista de la Unión de Consumidores de España (UCE), señala que según la Organización para la Cooperación y Desarrollo económico (OCDE), 130 millones de personas están afectadas por un nivel sonoro superior a los 65 decibelios, y otros 300 millones residen en zonas de incomodidad acústica (entre 55 y 65 decibelios).

En Europa, el 20% de la población -unos 80 millones de personas- sufre igualmente niveles de ruido ambiental considerados como "inaceptables", una realidad que ha llevado a la UE a señalar en sus informes que la cuarta parte de los ciudadanos soporta niveles de ruido superiores a lo normal.

Y aunque todos los ciudadanos claman contra el ruido, se percibe una notoria falta de sensibilidad ante este problema por parte de la Administración que "guarda un inexplicable silencio ante la agresión que supone el ruido", explicó un portavoz de Consumer. En cuanto a las fuentes de ruido, son muy variadas: el 80% proviene de los vehículos de motor, el 10% de las industrias y el resto de ferrocarriles, bares, locales públicos y talleres.

La construcción de autovías o circunvalaciones cercanas a núcleos de población ha multiplicado el tráfico rodado y el ruido que éste genera. Mientras, y a falta de una Ley, la solución reside en las pantallas anti-ruido, una solución muy cara y poco agradadecida porque el ruido de los coches sólo bajaría de 75 a 65 dc.

Un especialista en otorrinolaringología dijo que una excesiva exposición al ruido puede desencadenar distintos efectos adversos, y entre estos, aceleración del pulso (taquicardia) y elevación de la presión sanguínea.

Otros problemas son aumento de la frecuencia respiratoria, de la secreción ácida del estómago y de las hormonas suprarrenales, dificultad para concentrarse, descenso del rendimiento, trastornos del sueño, inquietud, irritabilidad y fatiga.

Otro estudio difundido por AFELMA, la organización que integra a fabricantes de lanas aislantes para edificios, señala que España es uno de los países europeos que menos aisla sus viviendas, y que Madrid está entre las ciudades más ruidosas del mundo.

Multas de cinco millones
Quizá todas estas consideraciones y pruebas son las que han llevado hace unos días al Ayuntamiento de Madrid a redactar una ordenanza en la que se prevén multas de hasta cinco millones de pesetas por causar ruido.

Músicos callejeros -sobre todo los de instrumentos de percusión o usen amplificadores- motos sin silenciador, discotecas ruidosas y camiones de recogida de residuos serán los principales afectados por la nueva normativa madrileña.

La ordenanza, que van a «copiar» otras ciudades españolas, divide la ciudad en áreas acústicas: de silencio, levemente ruidosas, con un nivel tolerable de ruido y especialmente sonoras. En cada una habrá limitaciones acústicas.

En cuanto a las fuentes de ruido, el 80 por ciento proviene de los vehículos de motor, el 10 por ciento de las industrias y el resto de ferrocarriles, bares, locales públicos y talleres.

La construcción de autovías o circunvalaciones cercanas a diferentes núcleos de población ha multiplicado el tráfico rodado y el ruido que éste genera. Mientras, y a falta de una ley, la solución reside en las pantallas anti-ruido, una solución muy cara y no demasiado eficaz.

Más noticias de este mes | Último mes | Índice general de noticias
Página principal de ruidos.org